10 señales que te indican que necesitas vitaminas

Fuente: LaGacetaSalta

El cuerpo es muy sabio y sabe que cuando existen problemas, te envía toda clase de señales. Lamentablemente, no siempre les hacemos caso debido a que no sabemos mucho de ello o a que nos hemos a eso acostumbrado. Sin embargo, es importante conocerlas para saber, de alguna manera, nuestro estado para saber compensarlo con vitaminas. A continuación 10 de ellas:

 

Anemia y debilidad

Estos trastornos son comunes cuando hay bajos niveles de vitamina K. Para ello es bueno comer tomate, naranjas, cereales integrales, espinacas y zanahorias. Además, se recomienda el consumo de proteínas, que pueden ser encontradas en las carnes magras, pescados azules, mariscos y frutos secos.

 

Calambres musculares en los pies y pantorrillas

Estos signos indican una posible falta de magnesio, calcio, y potasio, y en su caso se recomienda consumir más alimentos como plátanos, avellanas, manzanas y brócoli.

 

Fuente: MW

Caspa y descamación 

Si bien los orígenes de la caspa pueden ser diversos, es también relacionado con la falta de vitaminas B2 y B6, zinc, magnesio y biotina. Para ello se debe sumar a nuestra dieta alimentos como avena, chocolate negro, zanahorias, huevos, nueces, pescado (sobre todo azul) y legumbres.

 

Erupciones cutáneas y cutis irritado 

Si de la nada tienes el cutis irritado, es muy probable que tu cuerpo no esté almacenando las vitaminas B, las cuales son solubles al agua. Para evitar esto es bueno consumir huevos cocidos, salmón, champiñones, coliflor, nueces y plátanos.

 

Grietas en labios y comisuras de la boca 

Si tienes los labios agrietados, en tu alimentación hace falta hierro, zinc o/y vitaminas del complejo B, como la B6, la B9 o la B12. Para remediarlo, es recomendable consumir pollo, salmón, atún, huevos, acelgas y otras verduras de hoja verde y lentejas.

Fuente: DondeEsta

Halitosis 

La halitosis está relacionada a los problemas estomacales y de reflujo gástrico, y puede obedecer a la presencia de bacterias que revelan falta de nutrientes tales como la vitamina B6, el zinc o el magnesio. Para ello es recomendable el consumo de patatas, pescado, plátanos, ostras o semillas de calabaza.

 

Hormigueo o cosquilleo en manos o pies 

Este tipo de cosquilleos es relacionado con problemas en los nervios periféricos, lo que podría desencadenarse en episodios de ansiedad, depresión y desequilibrios hormonales, e indican una posible baja de vitaminas B (como el folato (B9), B6 y B12). Se recomienda comer espinacas, espárragos, legumbres, huevos, salmón, acelgas, y pollo.

 

Manchas blancas y acné      

El acné demanda mayores dosis de vitamina A, la que se puede encontrar en pescados, hígado, yemas de huevo, manteca y vegetales verdes y amarillos; y vitamina E, la cual está presente en el germen de trigo, hígado, semillas de aceite de oliva y vegetales de hoja verde como espinaca y coliflor. A su vez, también podría significar falta de vitamina D, por lo que se recomienda que la persona se exponga más a la luz solar y disminuir su consumo de grasas.

 

Sensibilidad a la luz      

Este tipo de síntoma puede ser relacionado con la falta de vitamina A y vitamina B2, y les recomendarán el consumo de pistachos, caballa, hígado, tomates, zanahorias, melocotones y legumbres, así como evitar la cafeína y el alcohol. Pero ojo, en este caso en específico, y antes que nada, lo más recomendable es acudir al doctor.



Fuente: TheraSpecs

Uñas blandas y quebradizas   

Muchas veces se suele relacionar estos dos síntomas con la caída del cabello y los problemas de piel. Para solucionarlo es bueno aumentar la dosis de vitamina A con el consumo de zanahorias, espinacas, acelgas, tomates y kiwi. Y si la cutícula de las uñas está débil o deshidratada, te faltan proteínas, ácido fólico y vitamina C que se puede conseguir consumiendo cítricos, verduras, carnes rojas y aves de corral.

 

Fuente: TicBeat