Beneficios del calcio, magnesio y zinc

calcio-magnesio-y-zinc

El calcio, magnesio y zinc son tres de los minerales más esenciales que el cuerpo necesita para estar en buena salud. Cuando estos tres se combinan, no solo proporcionan más beneficios, sino que en conjunto facilitan su absorción por parte del cuerpo. Asimismo, los suplementos de calcio, magnesio y zinc proporcionan la cantidad suficiente que el cuerpo necesita para preservar la calidad de vida.

A continuación, en Vitaminas Naturales te contamos los beneficios de cada uno de ellos.

1. Calcio

El calcio proporciona las bases para tener huesos y dientes sanos. Asimismo, ayuda al desarrollo de los músculos y del tejido nervioso. A medida que la persona madura, un suministro consistente de calcio beneficia la contracción muscular, la regulación de la presión sanguínea, la secreción hormonal y la transmisión de impulsos neuronales.

Por otro lado, un adecuado consumo de calcio ayuda a prevenir la osteoporosis a una edad avanzada, así como la hipertensión y la obesidad. Cabe mencionar que entre los 18 y 50 años, una persona necesita consumir 1000 mg de calcio al día.

2. Magnesio

El magnesio, al igual que el calcio, es un mineral que se almacena en los huesos y que influye en su salud. Además, este mineral participa en cientos de reacciones químicos corporales; en consecuencia, es crucial en todas las edad tener suficiente magnesio en la sangre. El magnesio también mantiene una función saludable de los músculos y los nervios, así como la presión sanguínea. El magnesio regula los latidos del corazón y los niveles de azúcar en la sangre y ayuda al sistema inmune.

Consumir suficiente calcio en la dieta a temprana edad puede ayudar a evitar la hipertensión, diabetes y enfermedades al corazón a medida que envejecemos.

Se recomienda que las mujeres consuman 320 mg de magnesio al día, mientras que los hombres, 420 mg.

magnesio-minerales

3. Zinc

A diferencia del magnesio y del calcio, el zinc no se almacena en el cuerpo humano, y se debe reponer a diario. Un suministro constante de este mineral esencial ayuda a las reacciones encimáticas.

Por otro lado, el zinc favorece la inmunidad física, la división celular y metabolismo, además de la síntesis de las proteínas y del ADN.

En el caso de mujeres, se recomienda consumir 8 mg de zinc al día. De la misma manera, los hombres necesitan 11 mg diarios.

En conclusión, si quieres obtener todos estos beneficios, no dejes de tomar un suplemento de calcio, magnesio y zinc.