Crema de cara: Conoce los cuatro tipos de piel

tipos-piel

No existe un único tipo de piel. En realidad, hay cuatro tipos diferentes de piel, cada uno con sus propias características, que a su vez requieren cuidados específicos. De hecho, ciertos tipos de piel necesitan tratamientos más especiales. Por eso, es importante saber reconocer la clase de piel que posees. Así, podrás utilizar los productos de belleza para el rostro más adecuados.

En Vitaminas Naturales te contamos más acerca de los cuatro tipos de piel: muy seca, normal, grasa y mixta.

1. Seca

La piel seca bastante común en las personas maduras. Eventualmente nuestra piel se tornará seca, incluso si fue grasa durante la juventud. Sin embargo, es posible encontrar pieles secas en personas jóvenes. En la mayoría de los casos, se debe a características hereditarias que generan una falta de humedad en la piel. Suele presentarse de formas diferentes, desde la típica aspereza, descamación y pequeñas grietas hasta enrojecimiento, así como tirantez y picazón constantes.

Para cuidar este tipo de piel y mantenerla fresca, hidratada y libre de resequedad, es necesario utilizar cremas hidratantes.

piel-seca-crema

2. Normal

La piel normal se caracteriza porque está bien equilibrada. Es decir, no es demasiado grasa ni demasiado seca. Por eso, es el tipo de piel más deseado por todos. Sin embargo, muy pocos gozan de él en la edad adulta, pues es más característico de niños, niñas y bebés. Por lo general, la piel normal es suave y firme al tacto. Tampoco presenta barros ni espinillas.

Como cuidado básico de la piel normal, es necesario limpiarla con cuidado al menos una vez al día y protegerla con bloqueador solar.

3. Grasa

Este es el tipo de piel más común en los jóvenes, y puede permanecer hasta los 25 y 30 años. Se caracteriza por presentar poros visibles y, en especial, brillo en la zona T del cutis. Es decir, el área que comprende la frente, la nariz y el mentón. Además, las personas con este tipo de piel tiende a presentar granos y espinillas o acné.

Para cuidar este tipo de piel y regular el brillo, es necesario utilizar productos purificantes y sin alcohol.

piel-grasa

4. Mixta

Como su nombre indica, se trata de una mezcla de tipos de piel. Por lo general, es una combinación de características de la piel seca y grasa.

Las personas con piel mixta presentan exceso de grasa en la zona T, que comprende frente, nariz y mentón, y falta de hidratación o resequedad en las mejillas.

El cuidado requiere limpiar la piel con producto libre de jabón y alcohol para evitar que las zonas secas se resequen aún más. Además, utiliza una crema humectante para la zona grasa.